Fray Mauro – Una Nueva Visión –

Dios es Amor – Una nueva visión –

RESUMIENDO LA DOCTRINA DEL PRIMADO (Duns Escoto)

leave a comment »

Querid@ teólog@, veo prudente retomar la doctrina del Primado de Cristo, buscando recordar las premisas que luego serán las bases de la nueva teología. Aquí un prevé resumen

  1. Dios es amor in-condicional, originario,  libérrimo y ordenado.
  2. Queriendo pre-destinar a seres humanos a ser partícipes de su divina naturaleza (co-amadores),
  3. Pre-destinó primero al que es más cerca del fin (El hombre Cristo, quien es ya partícipe de la divina naturaleza).
  4. En Él, por Él, y para Él pre-destinó a todos los seres humanos (Cristo es salvador, salud-dador a nivel frontal) y las demás criaturas.
  5. Previendo la caída de los seres humanos pre-destinó a Cristo también como redentor (a partir de su plenitud de amor frontal). 6)
  6. La encarnación de Cristo es la obra suma de Dios ad extra

Consecuencia importante para la teología es que la cruz ya no es el fin de la encarnación, como se entiende comúnmente, sino la expresión suprema de amor del sumo amante, Cristo, por cuyo amor todos hemos sido llenados de “vida en abundancia”(= salvados del pecado).

Otra cosa muy importante es que también Santo Tomás creía posible la tesis del Primado de Cristo (ya se hablaba de esta doctrina), sin embargo prefirió la doctrina según la cual Cristo vino por el pecado, porque más acorde con la Escritura y la piedad del pueblo cristiano. Lo mismo pensaba San Buenaventura.

El pecado no es ruptura total: permanece siempre la orientación sobrenatural en Cristo. Y Cristo, según la voluntad predestinante de Dios, es inconmovible fundamento de la divinización (los Padres Latinos la llaman adopción) desde el inicio de las obras de Dios. Ninguna criatura puede hacer ineficaz o reversible el plan divino. ¡Dios es fiel!  (y tú?)

La voluntad moralísima de Dios (=se mueve por amor y verdad) ama y decide únicamente como donación. En Él existe una ratio (causa interna) para crear, no un motivo (causa externa).

El presupuesto de la encarnación no es el pecado, la redención, sino el amor libre de Dios. Y el efecto es la elección sobrenatural de los co-amadores, su divinización en Cristo.

La encarnación entonces no es para la reparación de un acto pecaminoso (con un sacrificio expiatorio) sino: la orientación total y originaria de la humanidad entera hacia la divinización. Y la redención no es el apaciguamiento de un Dios enojado, intransigente sino la expresión máxima de amor, de la humanidad en Cristo, que acoge, según su máxima posibilidad, el perdón originario y total de Dios (el hijo de la parábola del hijo pródigo, acogido por el padre que no exige ni siquiera una explicación por el pecado, lo simboliza).

La encarnación no es la superación de una deficiencia de orden moral sino la elevación sobrenatural y la superación divina de la deficiencia metafísica del ser humano, por lo cual: de pura criatura ha sido hecha partícipe de la divina naturaleza en Cristo (el cual ya era así por tener las dos naturalezas), pasando a ser para la humanidad origen, camino y término de la transformación humana.

Para Escoto, pues, la redención está enmarcada dentro del gran cuadro de la encarnación. Esta es uno de sus momentos. (J.P.II: “La redención es una parte importante de la salvación”).

Written by Fray Mauro

August 8, 2011 at 6:14 pm

Posted in Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: