Fray Mauro – Una Nueva Visión –

Dios es Amor – Una nueva visión –

¿Si el hombre no hubiese pecado, habría venido Cristo?

with 6 comments

Mi querid@ teólog@, Fray Juan Duns Escoto es el autor de las nuevas explicaciones (=nueva teología) sobre la encarnación y la Inmaculada. Defendió estas explicaciones en 1300. La de la Inmaculada triunfó 450 años después, cuando gracias sobre todo a sus intuiciones y fundamentaciones teológicas fue proclamado el dogma de la Inmaculada.

Esta nueva explicación teológica de la encarnación él la llama Primado de Cristo; porque a la pregunta: ¿Por qué se encarnó Cristo? Fray Juan Duns Escoto responde: porque fue el primer concebido en la voluntad de Dios, antes que todos los eres creados. Porque no es posible, decía Fray Juan Duns Escoto, que la realidad más preciosa de la humanidad, que es Cristo, haya venido por algo negativo  como es el pecado. ¿Qué entendía San Pablo al escribir lo siguiente?

  • ¡Bendito sea Dios, Padre de Cristo Jesús Nuestro Señor, que nos bendijo desde el cielo, en Cristo, con toda clase de bendiciones espirituales! En este Cristo, Dios nos eligió desde antes de la creación del mundo, para andar en el amor y estar en su presencia sin culpa ni mancha. Determinó desde la eternidad que nosotros fuéramos sus hijos adoptivos por medio de Cristo Jesús. Eso es lo que quiso y más le gustó, para que se alabe su gloria, por esa gracia suya que nos manifiesta en el bien amado. Pues en Cristo la sangre se derramó para nuestra libertad y nos merece el perdón de los pecados. En eso se va la inmensidad de su gracia, que él nos concedió con toda sabiduría e inteligencia. Y ahora, Dios nos da a conocer este proyecto misterioso, esta libre decisión que tomó desde antes, para ponerlo en ejecución cuando llegara la plenitud de los tiempos. Todas las cosas han de reunirse bajo una sola cabeza, Cristo, tanto los seres celestiales como los terrenales. (Ef 1, 3 – 10)
  • Él es la imagen de Dios que no se puede ver (está hablando de Cristo, el Verbo ya encarnado), el primogénito de toda la creación, ya que en él fueron hechas todas las cosas; las del cielo y las de la tierra; lo visible y también lo invisible; gobiernos, autoridades, poderes y fuerzas sobrenaturales. Todo está hecho por medio de él y para él. Él existe antes de todas las cosas y todo se mantiene en él. Y él también es la cabeza del cuerpo, es decir, dela Iglesia. El es el principio y renació antes que nadie de entre los muertos para tener el primer lugar, porque así quiso Dios que la plenitud permaneciera en él. Porque él quiso reconciliar consigo todo lo que existe, y por él, por su sangre derramada en la cruz, Dios establece la paz tanto sobre la tierra como en el cielo. (Col, 1, 15-20)

La intención de Fray Juan Duns Escoto fue decir que Jesucristo vino no por el pecado sino para tomar su lugar de ser el primer creado, el modelo de toda criatura:El camino-verdad-vida de los seres inteligentes; el guía para la humanidad destinada a la gracia y la gloria de ser partícipes de la divina Naturaleza .

De manera que Cristo habría venido aunque el ser humano no hubiese pecado, porque la finalidad de su venida no fue el pecado. Más bien la pregunta es: ¿Si Cristo no hubiese existido, habría existido el ser humano? Fray Juan Duns Escoto respondería que no.

Esta fue la intuición y el razonamiento teológico que le dan vuelta a la explicación tradicional de la Encarnación, según la cual Cristo ha venido para morir en la cruz, y así salvarnos del pecado.

Es una explicación cristo–céntrica por ser Cristo el protagonista de toda la historia; es fruto de una profundización (en la mente y en el corazón) de la espiritualidad cristo– céntrica que los franciscanos siempre han tenido, siguiendo a su padre Francisco quien  tuvo las llagas como sigilo de su seguimiento de Jesús.

Written by Fray Mauro

May 24, 2011 at 3:40 pm

6 Responses

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Fray Mauro, “la lógica del amor” que bella expresión que encierra tanta verdad, no logro entender como la Iglesia por tanto tiempo ha sido ciega a esta forma de entender a Dios, si Jesús nos lo mostró y nos lo reveló, no hay pasaje del Evangelio que no muestre a este Dios com-pasivo, misericordioso, Juan ya lo decía: “Dios es Amor”.

    Si hay un Dios que pueda dar sentido a la vida de los jóvenes en esta época es el Dios de Jesús, los jóvenes que se atreven a cuestionar (y cada vez son más, gracias a Dios) no le encuentran sentido a una religiosidad que se quede en puros ritualismos y que no lleve a un encuentro personal con el Dios de Jesús, el “Dios es amor”, el Dios que quiere el bien para todos sus hijos e hijas, el Dios que quiere que todos vivamos dignamente, el Dios que salva, que perdona, que comprende, el Amor Incondicional, que empuja, que anima, que propone una vida de relación de amor con Dios y con los otros, nuestros hermanos, principalmente con los leprosos de nuestro tiempo y con los más pequeños del reino de Dios.

    Saludos

    Alejandro Rodas

    May 24, 2011 at 6:13 pm

  2. Se me olvidaba y no quiero dejar la oportunidad de contarle que el día de hoy, dentro de una reunión de formación de acompañantes de jóvenes en la Universidad Rafael Landivar, con el tema de los fetiches de Dios, una persona que participaba comentó que gracias a una homilía que había escuchado hace un tiempo de un sacerdote, había comprendido que Dios es Todopoderoso pero desde el amor. Y contó cómo el sacerdote cambiaba en la misa el Todopoderoso al Todoamoroso. Cuando la escuché, no dudé de quién se refería y me llené de alegría y de un sano orgullo de haber tenido a ese sacerdote como mi formador.

    Al finalizar la reunión me acerqué a esta mujer y le pregunté por el nombre del sacerdote, quería tener certeza y me contestó: el P. Mauro cuando estuvo en Monte San Francisco.

    Siga adelante fray Mauro, que la semilla del amor de Dios queda en los corazones de muchas personas.

    Alejandro Rodas

    May 24, 2011 at 6:30 pm

  3. […] Dios quiere ordenadisimamente. Por lo tanto, primero predestina a aquél que está más cerca del fin, Cristo, siendo ya criatura partícipe de la divina naturaleza. Si es gratuita la predestinación, no depende de nada fuera de Dios, mucho menos del pecado. Todo ha ocurrido independientemente del pecado; aunque, en el orden concreto de la encarnación en tiempo y espacio, no se desentendió del pecado y nos ha liberado de su dominio. De toda manera, Él se hubiese encarnado aunque el ser humano no hubiese pecado. […]

  4. La pregunta está mal formulada: si no hubiera existido Cristo, habría existido el hombre?
    Ingenuo el razonamiento que desconoce una realidad: la Trinidad es eterna y como una sola realidad su existencia es independiente de los hombres y del pecado de estos.
    El hombre existe por Cristo, por él (Cristo) todo fue creado.
    Cristo se habría encarnado entonces para tomar su lugar como primer creado?
    Esto es una herejía condenada por el Concilio de Nicea en el 325 en contra de Arrío que difundía esta idea que es una negación de la divinidad de Cristo y en consecuencia de la Trinidad.
    Si no hubiéramos pecado entonces era necesario que se encarnará para nuestra salvación? No, esa es la respuesta y la razón más sencilla: habría permanecido con nosotros en el Paraíso, en donde juntos nos pasearíamos.
    Para todos los intelectuales que les parecerá ingenuo que hablé del Paraíso como una realidad, entonces asumamos lo que dice San Pablo a los Gálatas y también a los Éfesios y citado en el escrito; llegada la plenitud de los tiempos, esto es cuando Dios se hizo hombre, el tiempo fue introducido en la dimensión de la eternidad divina, Jesucristo restauró para nosotros esa vida eterna, a eso vino y de no haber nosotros pecado no era necesario que restaurara algo que poseíamos por gracia y que por ambición perdimos (la sabiduría que nos la cambiamos por inteligencia humana, y la vida eterna que se nos quitó por seguridad para nosotros mismos).
    Sería por lo tanto bueno Fray Mauro que reflexionara si sus ideas están contribuyendo al engrandecimiento de la Iglesia, o si por el contrario le hace el juego a los enemigos de ella que aún desde adentro intentan dividirla y confundirla y toma la sabía decisión de callar antes de seguir blasfemando contra el Espíritu Santo y tener que dar cuentas a Dios por las personas que se perdieron.

    Diego García

    December 27, 2012 at 9:18 pm

  5. Veo con sorpresa que los comentarios, que no apoyan sus tesis heréticas no son publicados en su blog. Entre las cualidades reales, no supuestas desde las teorías, creencias y supuestos teológicos, está el que Él (Dios) es la verdad, una verdad que es absoluta, no relativa y acomodada al moderno hedonismo, como el que predica usted.
    Permita que las personas puedan también enterarse de las objeciones a sus teorías así pueden pedirle al Espíritu Santo que les de el discernimiento para conocer la verdad, la de Dios, no la de los hombres.

    Diego García

    January 27, 2013 at 7:30 pm

    • Estimado Diego: le agradezco sinceramente su respuesta. Sin embargo, le invito a leer lo que escribió el santo Juan Pablo II, el 28 de julio de 1999 acerca del infierno; si aquello usted lo considera herético, entonces también lo mío lo puede considerar herético. Saludos. Fray Mauro

      Mauro Iacomelli

      November 13, 2013 at 6:50 am


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: